«

»

Oct 31 2012

Imprimir esta Entrada

LIGA DE VASCOS ESPAÑOLISTAS.

LIGA DE VASCOS ESPAÑOLISTAS.
(Basado en “Arzallus o la Reencarnación de Sabino Arana” en “El ocaso de los Falsarios”, J. del Burgo, LAOOCONTE Editorial, 2000.

Sabino Arana, fundador del nacionalismo Vasco, a cuya memoria se dedican multitud de calles y plazas en , tenía una concepción política que hoy calificaríamos de xenófoba y racista sin ninguna discusión.

Sobre Sabino Arana se han dicho muchas cosas, según del Burgo, pero la que más le ha llamado la atención fue la de un ilustre y galardonado científico de nuestra tierra que lo comparó nada menos que con Gandhi, artífice de la independencia de la India con la sola y poderosa arma de la no violencia. Hay que reponerse ante semejante afirmación por quien había tenido la responsabilidad de la educación Vasca.

Injusta elegía porque Sabino Arana fue sembrador de odio toda su vida y cabría aplicarle la vieja máxima de que quien siembra odio recoge tempestades. Dicen que en los últimos años de su vida se dio cuenta de que había ido demasiado lejos y trató de rectificar con la creación de la “Liga de Vascos Españolistas” con el fin de defender la autonomía Vasca sin mengua para la unidad de España, al haber llegado al convencimiento de que el nacionalismo puto y duro conduciría a Vascongadas a mayores sufrimientos. Pero su arrepentimiento, sincero o táctico, no dejó huella pues murió con temprana edad en 1903 y, sus seguidores, la siembra del odio ya empezaba a hacer efecto, hicieron caso omiso de sus últimas voluntades. Sabino Arana, por tanto, no conoció los resultados tremendos de sus escritos y discursos.

El pensamiento de Sabino Arana, según del Burgo, al que me uno, es infumable, detestable y deleznable. Su integrismo religioso quedaría hoy absolutamente obsoleto, aunque hay que decir en su descargo que ese integrismo religioso le daría un gran predicamento en una buena parte del clero Vasco que abandona el carlismo para hacerse fervientemente nacionalista.

Es sin duda el racismo, exaltación de la raza vasca, que ni existe ni ha existido, y la xenofobia, odio a todo lo extranjero, singular y específicamente a lo español, lo que convierte a su doctrina en especialmente peligrosa. Por algo que no se puede entender en estos tiempos respecto a la creación de naciones , la lengüa, el derecho, la geografía y las costumbres son, para él, elementos accesorios. El principio esencial identificador de la nación es la raza. Por eso, el día en que Vascongadas sea independiente habrá que practicar la limpieza étnica. Sólo pueden formar parte de la Patria vasca quienes hayan tenido la fortuna de nacer vascos, llenos de apéllidos euzkaros. Lo del RH negativo es posterior pues en tiempos de Sabino Arana la medicina todavía no había descubierto este factor. La doctrina sabiniana es lo más alejado del pensamiento cristiano que proclama la igualdad de todos los hombres ante Dios. Pero el ultracatolicismo de Arana, heredero del Carlismo, es enfermizo como lo demuestra esta frase tremenda:

“Bizkaya dependiente de España, no puede dirigirse a Dios, no puede ser católica en la práctica”

O esta otra:

“Entregar este pueblo en manos del maketismo es precipitarle en los abismos del infierno”.

Vale la pena echar una ojeada a un libro que fue muy difundido en los años de la II República titulado “De su alma y pluma”. Y como en la portada del libro dice “Zabaldu nagixu- Repandez moi: Difundidme”, lo vamos a hacer con sus perlas más preciadas;

“Nosotros odiamos a España con toda nuestra alma, mientras tenga oprimida a nuestra Patria con las cadenas de esta vitanda esclavitud”

“Si a esta nación latina la viésemos despedazada por una conflagración intesina o una guerra internacional, nosotros lo celebraríamos con jubilo,(…).”

“¿Ya lo sabéis euzkeldunes, para amar el Euzkera tenéis que odiar a España¡.”

“Tanto nosotros podemos esperar más de cerca nuestro triunfo, cuanto España se encuentre más postrada y arruinada.”

“En pueblos tan degenerados como el maketo y maketizado, resulta el universal sufragio un verdadero crimen, un suicidio.”

Este antiguo militante del Carlismo pudo llenar un libro entero con las grotescas bufonadas del nacionalismo Bizkaitarra que, incomprensiblemente, siguen sus sucesores del PNV, en pleno s. XXI.

Ver para creer.

Enrique Area Sacristán.
Teniente Coronel de Infantería.
Doctor por la Universidad de Salamanca.

Compartelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • email

Artículos relacionados

Enlace permanente a este artículo: http://www.defensa-nacional.com/blog/2012/10/nacional/liga-de-vascos-espanolistas/

1 comentario

  1. Carles //*//

    Enrique,

    No puede negarse el discurso xenófobo de Sabino Arana.
    Hoy en día han cambiado mucho las cosas allí. No tiene nada que ver. Sí es cierto que sigue habiendo tensión, pero poco a poco es algo que va desapareciendo.
    Lo preocupante son los coletazos de los tiempos convulsos de antaño, los cuales han sedimentado una serie de movimientos políticos marxistas. Esto sí es grave en la actualidad y digno de tener en cuenta, lo otro es cuestión de tiempo que se olvide.

    Pero vamos, es que por entonces ese tipo de discurso era muy habitual.

    Si quieres, te pongo aquí una lista interminable de muestras de odio de personajes muy españoles ellos. Con documentación en muchos casos si quieres también, que desde inicios del siglo pasado se conservan muchos documentos, un buen número de ellos escaneados y disponibles en Internet.
    Es tan inacabable la lista de españoles de pura cepa escupiendo odio a todo lo que no sea igual a ellos, que una recopilación tardaría en leerse semanas.

    Aunque lo de poner la lista aquí va en broma. Si has conseguido documentarte sobre Sabino Arana (con el cual no simpatizo en absoluto), también puedes documentarte de los muchísimos españoles “de bien” que han dicho barbaridades del mismo calibre y peores.

    Ni siquiera es necesario ir tiempo atrás en el tiempo para encontrar miles de muestras de odio de españoles “de bien”. En esto si quieres te pongo un par de ejemplos.

    Un poco de humildad, que la cultura española está plagada de barbarie, dicho sea de paso como casi en todas partes. Pero, lo que es peor, es que aún España sigue estando anclada parcialmente en el pasado, conservando parte de esa barbarie.

    Esto no es ninguna defensa a los vascos ni a absolutamente nadie, simplemente me alucina esa óptica supremacista de los españoles que repiten hasta la saciedad algo (lo de Arana está ya muy chupado…), pero son incapaces de ver el puto desastre que ha sido y sigue siendo la banderita que se cuelgan.

    No soy de ninguna tribu de trapos de colores, ni española ni catalana ni vasca ni…, pero sí soy partidario de la independencia de Cataluña.
    ¿Y sabes por qué? Por muchos motivos, uno de ellos es el hastío a esa supremacía que tienen muchos españoles.

    De catalanes infumables hay un montón. De españoles infumables muchos más y peores.
    No te equivoques, aquí de nacionalistas hay pocos. Lo que cada vez hay más es de independentistas. De nacionalistas españoles sí que hay un montón, y al nivel secta nociva.

    A mí me tenéis todos hartos con tanto trapito de colores y unas líneas en el mapa.
    Considero que la independencia de Cataluña será positiva para todos. Además, es quizá se inicie una nueva fase de desmembramiento de territorio y acabe desapareciendo España y, con ella, esa cultura supremacista.

    Si desaparece España viviréis más tranquilos y mejor. Será como desenchufarse de la secta, porque dejará de existir.
    De los nacionalistas catalanes, que ya digo son pocos, también desaparecerán. Aquí cada vez le importa menos a la gente esos asuntos. Quizá muchos no lo entendáis porque no sabéis distinguir entre independentista y nacionalista/patriota, pero es así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *