«

»

Dic 26 2017

Imprimir esta Entrada

Los nacionalistas y la autodeterminación.

Los nacionalistas catalanes, sordos a cualquier razonamiento, continúan con su infatigable labor de intoxicación de la opinión pública. Los partidos nacionalistas insisten diariamente, por ignorancia o por mala fe, en su absurda reivindicación. Adoctrinan a sus simpatizantes y contaminan la opinión pública con la falacia de que la Región Catalana que ellos consideran una nación sin estado tiene un derecho inherente de autodeterminación y que el Estado que no lo permite ni plasma en su Constitución atenta contra un derecho humano fundamental. Y mucha gente de buena fe se lo ha creído.
La titularidad del derecho de autodeterminación es algo que el nacionalismo, dice Lainz, da por tan indiscutible como la esfericidad de la tierra y considera que se adquiere simplemente por decirlo. La declaración sobre la autodeterminación de Cataluña, aprobada por su Parlamento el mes de octubre a instancias de los nacionalistas y antisistema la proclamaba breve y tajantemente como República.
El paralelismo con los movimientos secesionistas de otra época en Vascongadas como ETA estimaba lo mismo de modo igualmente rotundo:
“El derecho de autodeterminación no es una posición política, sino un derecho democrático que nos corresponde como pueblo”. ((Alternativa Democrática para Euskal Herria, de 20 de abril de 1995).
Como la insensatez no respeta lindes ni fronteras, cualquiera se puede apuntar a la indiscutibilidad de su derecho de autodeterminación. El partido Andecha Astur-La Izquierda d`Astuiries proclama lo siguiente:
“Asturies tien derechu a la Soberanía política (…). Asturies comu comunidá nacional , tien el derechu inalienable, permanente ya irrenunciable al so libre determín. (…)
En la otra punta de España, en las Islas Baleares, camaradas de estos asturianos, pero eso sí, de otra nacionalidad, repiten punto por punto el mismo argumento. No es anormal ver manifestaciones en las ciudades baleares en favor de la independencia y pidiendo la movilización ciudadana en favor de los derechos nacionales “de nuestro pueblo”, en especial el de la autodeterminación.
Cualquiera que se oponga a este axioma es inmediatamente tachado de opresor y fascista por no respetar el derecho de autodeterminación. Este nada razonable fenómeno se debe a que es común a las ideologías apelar continuamente a conceptos e ideas cuyo prestigio es intocable e inatacable, para acabar fundiéndose de tal modo con ellos que parecen que forman parte de su patrimonio político privado. De este modo, ante la interesada identificación de una ideología o partido con principios como la libertad o la democracia , cualquiera que se oponga a sus planteamientos será inmediatamente anatematizado como enemigo, no de dicho partido sino de la libertad, del progreso y de la democracia.
Exactamente esta es la situación que vivimos en muchas Comunidades de España, con más actualidad en Cataluña. Los nacionalistas llevan repitiéndolo infatigablemente desde Wilson. Aguirre nos ha dejado testimonio escrito. Por ejemplo, anotó en su diario el 17 de diciembre de 1941:
“Redacto el plan de acción para Euzkadi y Cataluña. Nuestro pensamiento era y sera conocido y sin discusión: afirmación nacional vasca y catalana y derecho de autodeterminación (…) Mi propuesta (…) se concreta en una proclama por la que Pi y Suñer y yo, en nombre de Cataluña y Euzkadi, sentado nuestro derecho de autodeterminación y nuestras ideas democráticas y sociales (…) llamamos a la democracia española de todos los matices para la lucha común bajo la aceptación de aquellos principios. ¿Lo entenderán los españoles?
Actualmente ahí tenemos la publicidad de las cadenas vasca y catalana en favor de la mistificación política del derecho de autodeterminación y casi como si fuera por casualidad se pone en pie de igualdad el derecho a la vida de las personas con el derecho de autodeterminación de los pueblos, dejando caer la idea de que la conculcación del primero es consecuencia de la conculcación del segundo en el caso Vasco. Ahí nada y menos.
Enrique Area Sacristán.
Teniente Coronel de Infantería.
Doctor por la Universidad de Salamanca.

Compartelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • email

Artículos relacionados

Enlace permanente a este artículo: http://www.defensa-nacional.com/blog/2017/12/sin-categoria/los-nacionalistas-y-la-autodeterminacion/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *