Los falsarios.

Falsario es el que no dice la verdad. Ha habido muchos a la hora de abordar los problemas de convivencia en nuestras queridas regiones Vasca y Catalana, como se afirma en “El ocaso de los falsarios” de Jaime Ignacio del Burgo, Editorial LAOCOONTE, 2000.

Creo que he refutado, en primer lugar, todas las afirmaciones con respecto a la historia inventada por Catalanes y Vascos en anteriores artículos. Tanto la de aquellos que son torpes e incultos, como de otros, avispados.

En esa historia inventada en la que se afirma que se ha represaliado a los vascos durante siglos, no olvidemos la famosa frase de “domuit Vascones”, que se supone de la época visigoda, pero que se ha inventado por los nacionalistas en el siglo XX, al igual que se ha subyugado a los catalanes desde principios del siglo XVIII, tienen un lugar muy destacado como objetivo, o deben de tenerlo, los Ejércitos de España como sujetos activos de semejantes injusticias con las poblaciones de estas dos regiones.

Leí, ya hace unos cuatro años, en los periódicos, que el Sr. Artur Mas, Puigdemont posteriormente, iban a echar mano de su “División” de Mossos como primera fuerza de choque contra el Ejército Español, e incluso que iba a contratar un ejército de mercenarios. Situación similar a la que se puede dar en Vascongadas con la Ertzaintza, donde, en ambas Comunidades, existen en nómina más de 17.000 hombres armados en cada uno de los territorios.

A nosotros, que sabemos bien los puntos que suelen calzar estos políticos e intelectuales falsarios, propagandistas de café y de encrucijada, ¿qué puede importarnos lo que en cualquier sitio digan a nuestros soldados, si cuando regresan al cuartel tenemos nosotros la palabra, con cien codos de altura sobre aquéllos, y con la ventaja de ser el último que habla?

¿Qué me dices, compañero?, ¿que vas a tener que actuar a su vez de propagandista y de orador de mitin?, eso es exactamente lo que nos dice Jorge Vigón, Estampa de Capitanes, Ediciones Ejército, 1979. Libro recomendado a leer por el mismísimo antiguo Jefe del Estado Mayor del Ejército, D. Fulgencio Coll Bucher. Y esto nos lo dijo Jorge Vigón, deontólogo castrense, para que estudiáramos y ensayáramos nuestro venidero nuevo papel en una visión de futuro sin precedentes cuando escribió estas afirmaciones.

No nos extrañe que hasta ahora nada se nos haya dicho respecto a las propagandas de distintas naturalezas de que alguien puede tratar de hacer campo a tu unidad, aunque no falten partidos de izquierda que pretendan politizar el Ejército aprovechando las aguas revueltas. Pero vengan de fuera o nazcan dentro de casa esos aires de revuelta, debemos servir con fidelidad y lealtad al juramento que prestamos ante nuestra sagrada Bandera, rebelándonos al unisono contra la pretendida división de los Ejércitos, que fue la razón por la que en España se produjo una cruenta Guerra Civil en el año 1936.

Enrique Area Sacristán.
Teniente Coronel de Infantería.
Doctor por la Universidad de Salamanca

Compartelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • email

Impactos: 41

Artículos relacionados

Enlace permanente a este artículo: http://www.defensa-nacional.com/blog/2019/04/ejercito-profesional/los-falsarios/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.