Doctor en Sociología D. Enrique F. Area Sacristan

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Doctor D. Enrique Area Sacristan

Conclusiones

E-mail Imprimir
1ª.- La formación-especialización es importante en la Institución en la medida en que esté bien diseñada y aplicada, así como integrada con las demás prácticas de Recursos Humanos y puede ayudar a atraer, desarrollar y retener a los profesionales excelentes. De este modo, la formación puede contribuir a aumentar el nivel de compromiso de los mismos y, como consecuencia, incrementar la rentabilidad de la misma, a través de una mayor eficiencia, productividad y calidad, así como menores niveles de rotación y absentismo.

2ª.- Podemos concluir que la formación-especialización es un buen activo para invertir, pero, para que sea efectiva deberá alinearse con otras prácticas si queremos que se reduzca la rotación voluntaria; estamos hablando de diseños de puestos de trabajo flexibles, promoción interna, tecnología, etc.

Adicionalmente, la formación lleva implícita una carga social y simbólica, aparte de la que pueda llevar estrictamente económica. Si se presenta y diseña de forma apropiada ésta se recibe como un regalo, y provoca en la mayoría de los casos sentimientos de lealtad y compromiso hacia la Institución.

3ª.- Una vez valorada la inversión en formación, existen una serie de aspectos básicos a tener en cuenta en un programa de formación, cómo donde transcurre la formación, quién la imparte, quién participa en la misma, qué tipo o a quién se dirige.

4ª.- La formación continua, que es la que se realiza en las FAS, necesita de incentivos económicos para los especialistas para que vean realizadas sus aspiraciones en este campo y aumente el reclutamiento y la retención.

5ª.- En el campo de la gestión de los Recursos Humanos en las FAS, en lo que se refiere a especialización o cualificación de mano de obra no vale con enumerar una serie de Especialidades Fundamentales y asignarles un valor comparativo en el mercado laboral. Es necesario demostrar que la formación es de auténtica calidad y que los especialistas que se forman en las FAS son tan buenos o mejores que los que se forman en las Instituciones Civiles.

6ª.- Es necesario dotar de conocimientos especiales a los profesionales pertenecientes a las antiguas Armas, ya que, aunque los anuncios publicitarios del Ministerio de Defensa digan lo contrario, no tienen ninguna salida laboral, produciéndose lo que se denominó en uno de los capitulados la "trampa del estancamiento" en sus tres vertientes.

7ª.- Para que los profesionales de Tropa y Marinería se queden en la organización hay que considerar dos factores: las actitudes (satisfacción y compromiso) y las alternativas. En cualquier caso, en la actualidad, es el mercado, y no la Institución, el que en última instancia decide el movimiento de los mismos junto a causas intrínsecas.

8ª.- El cambio es una de las características más importantes que influye en la organización y medios, y en el concepto de Defensa compartida y Ejércitos profesionales.

9ª.- Los recursos humanos de la Nación son una de las claves fundamentales para generar ventajas en el ámbito de la Defensa, ya que son las personas quienes, a partir de buenas ideas, hacen realidad este bien compartido.

10ª.- Es necesario incorporar el cambio en diversos ámbitos y niveles de la actividad de los Ejércitos, como una forma de responder a la necesidad de hacer frente, por un lado, a las exigencias que nos impone la formación de un Ejército supranacional como uno de los pilares de la futura Unión Europea, y a las propias necesidades que nos imponen los artículos 8º y 30º de nuestra Constitución.

11.- La gestión de los recursos humanos en los Ejércitos se enfrenta al reto de tratar de alcanzar objetivos que sobre el papel parecen contrapuestos, como motivar el rendimiento individual mientras se fomenta la cooperación en equipos de trabajo.

12.- Los profesionales necesitan conseguir la mezcla de una variedad de habilidades, que van desde aquellas que poseen los genios más creativos hasta los especialistas en resolver todo tipo de problemas. La intensa competencia y la relativa escasez de personal cualificado son dos inconvenientes a los que se enfrentan los Ejércitos para atraer y mantener los recursos especializados que necesitan para mantener su grado de operatividad. La formación y desarrollo de todo el personal puede desempeñar un papel muy importante en la atracción y retención de los mejores especialistas, quienes, seguramente, están preocupados por el crecimiento y mantenimiento de sus capacidades con vistas a su reinserción en la vida laboral.

 

bandera_movimiento2 "POR LA UNIDAD, GRANDEZA Y LIBERTAD DE ESPAÑA"

"ESPAÑA UNA, EUROPA GRANDE, EL MUNDO LIBRE."