Teniente coronel Area Sacristán: “Es una vergüenza que se destine más dinero a los inmigrantes que no cotizan que a los sueldos de la clase de tropa”

Uno de los factores que tienen en cuenta la profesionalización de una actividad es el salario y éste depende de la cualificación sino se paga con intangibles como la formación a los empleados.

Para conocer en detalle cuánto gana un militar, tenemos que recurrir al Reglamento de Retribuciones del Personal de las Fuerzas Armadas, además de a otras normas como el Estatuto Básico del Empleado Público y las leyes de presupuestos de cada año.

De este modo, los distintos empleos militares se equiparan con los grupos funcionariales normales, del siguiente modo:

De general de (o almirante general o general del aire) a teniente (o alférez de navío): A1.

De alférez (o alférez de fragata) a sargento: A2.

De cabo mayor a soldado (o marinero), con una relación de servicios de carácter permanente: C1.

De cabo primero a soldado (o marinero), con una relación de servicios de carácter temporal, donde entran los contratos de larga duración: C2.

Esta clasificación va a condicionar el sueldo de un militar en sus diferentes conceptos retributivos. Por ejemplo, el sueldo base mensual que corresponde a esos grupos en el año 2018 sería:

A1: 1.148,34 €
A2: 992,94 €
C1: 745,53 €
C2: 620,48 €

A estos importes hay que añadir todos los demás conceptos retributivos que sean aplicables para así conocer el importe total del sueldo de militar.

OTROS COMPONENTES DEL SUELDO MILITAR

Además del sueldo base, los componentes más importantes del salario de un militar son los siguientes:

Complemento de empleo, en función del puesto que desempeñes. El importe de este complemento oscila entre los 273,91 € de un soldado o marinero y los 1.473,92 € que cobraría un general de ejército, almirante general o general del aire. En una posición intermedia dentro de los 19 tipos de empleo, tendríamos los 565,16 € que cobra un teniente (o alférez de navío).

Complemento específico, en función de las características concretas de cada puesto. El importe mensual va desde los 116,88 € de un soldado o marinero hasta los 1.283 € de un general. A un teniente (o alférez de navío) le corresponderían 275,96 €.

Antigüedad, según los años de servicios prestados (en forma de trienios).

Otros conceptos retributivos, en función de diversas circunstancias (complemento de dedicación especial, gratificaciones por servicios extraordinarios, indemnizaciones por participar en misiones en el extranjero, etc.).

Sin duda, la carrera militar es una opción profesional muy especial, donde la vocación es muy importante. Así, tenemos que un soldado gana entre 900 y 1000 euros.

Son soldados que defienden España en misiones internacionales pero sacan a sus hijos adelante con dificultades. Que se entrenan para jugarse la vida por su país, pero suman problemas para llegar a fin de mes. Que le tienen más miedo al tope de la tarjeta de crédito que a las noches en Afganistán. Sus testimonios han sido recogidos por El Confidencial a través de un cuestionario distribuido por la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) y la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME).

En cuanto a la formación, motivo de los anteriores artículos, se recuerda que el personal de tropa y marinería, cuando cumple su contrato con las Fuerzas Armadas, sale a la calle sin ninguna titulación, a diferencia del resto de escalas. Por ello, he planteado la necesidad de que estos efectivos obtengan una “titulación de grado medio al finalizar su formación”, algo que la ley recoge como una posibilidad, no como una obligación pero que he defendido que puede ser un complemento intangible al salario con multitud de beneficios para los Ejércitos y la Conciencia de a medio y largo plazo.

“Todo lo que planteamos recibe siempre la misma respuesta: está en estudio o miraremos a ver cómo lo podemos hacer”, lamentó Tamame, que añadió: “Siempre nos dicen lo mismo, que se estudiará, que se mirará”.

Hagamos un cálculo a groso modo de lo que supondría aumentar el sueldo en 200 euros a un soldado suponiendo que todas las Clases de Tropa lo fueran, sin tener en cuenta si se es Cabo 1º o soldado raso.

50.000 soldados x 200 euros x 14 pagas al año = 140 millones de euros que, como vemos no es una cifra desorbitada en comparación con lo que esquildan algunos Partidos y políticos las arcas de la Nación. Según datos que recoge el estudio de la EUROCÁMARA, los 90.000 millones de euros que le cuesta a España la corrupción suponen cuatro veces las ayudas destinadas a los parados, que representan unos 19.600 millones, más del 90% del presupuesto para salud al año, que se eleva a 98.500 millones, o el 88% del gasto destinado a pensiones (102.500 millones).

La cifra es también 295 veces la cantidad que el Gobierno gasta para vivienda, 11 veces el presupuesto para política familiar y ayudas a menores (7.900 millones) y tres veces más que el presupuesto destinado a dependencia y ayudas por enfermedad (26.600 millones).

COMPARACIÓN CON AYUDA A INMIGRANTES

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno de España, ha publicado la Guía de Ayudas Sociales y Servicios para las Familias 2018. En dicha guía se describen todas las ayudas públicas a cualquier residente legal en España, independientemente de su nacionalidad (es decir: las siguientes ayudas son para españoles o extranjeros residentes).

Ayudas a las que tienen derecho los inmigrantes en España

A modo de resumen, todas las Ayudas para extranjeros residentes en España son las siguientes:

Prestaciones familiares de la Seguridad Social, permisos parentales y excedencias

1. Prestaciones económicas por nacimiento o adopción de hijos

1.1 Parto o adopción múltiples

1.2 Nacimiento o adopción de hijo en los supuestos de familias numerosas, monoparentales y en los casos de madres con discapacidad igual o superior al 65%.

2. Asignación económica por hijo o menor a cargo en régimen de acogimiento familiar permanente o guarda con fines de adopción

3. Permisos parentales y otros permisos o beneficios por razones familiares

3.1 Maternidad

3.2 Paternidad

3.3 Riesgo durante el embarazo y la lactancia natural

3.4 Reducción de jornada laboral

3.4.1 Por lactancia

3.4.2 Por cuidado de menores y otros familiares

3.4.3 Por cuidado de menores que se encuentren afectados por cáncer o por cualquier otra enfermedad grave

3.4.4 Otros permisos

4. La excedencia

4.1 Por cuidado de hijos o menores en régimen de acogimiento permanente o de guarda con fines de adopción

4.2 Por cuidados familiares

Ayudas en materia de empleo

1. Prestaciones por desempleo de nivel asistencial

1.1. Otras prestaciones económicas para personas desempleadas con responsabilidades familiares

2.1 Programa Prepara

2.2 Programa de activación para el empleo

3. Programa de fomento del Empleo

En otro orden de cosas, mientras que un español tiene que reducir su movilidad mientras está en demanda de empleo para no perder el paro, un marroquí puede cobrarlo desde su país sin perder sus derechos.

El verano pasado, en un claro intento de que pasara desapercibido, se han publicado los listados de aceptados para la percepción de las ayudas al alquiler de la Comunidad de Madrid. Los perceptores de estas ayudas recibirán el 40% del coste de sus alquileres hasta un máximo anual de 2.400 euros. Un total de 17 millones de euros serán repartidos a través de esta partida presupuestaria.

Los solicitantes de estas prestaciones han sido 21.031 personas, de las que 8.402 eran extranjeros. Es decir, que el 40% de los demandantes no eran españoles. Pese a esos porcentajes, un 47% de los admitidos son extranjeros. Es muy significativo que casi el 20% de los solicitantes extranjeros ha recibido la ayuda, mientras que solamente el 15% de los españoles ha tenido esa suerte.

Además, la mayoría de no españoles que se han visto beneficiados por estas ayudas procedía de países musulmanes, especialmente de Marruecos. Una comunidad que, en algunas regiones, como es el caso de Cataluña, vive en casi un 80% de ayudas sociales, sin aportar vía impuestos a las arcas del Estado que les ofrece gratuitamente, además de esas subvenciones, educación y sanidad de manera gratuita.

Si esa es la situación en Madrid, ¿qué ocurre en Cataluña?

Recientemente los medios de comunicación publicaban un informe que hacía referencia a Cataluña en el que señalaba que la cuantía media de las ayudas que reciben los inmigrantes islámicos en Cataluña era de 600 euros al mes, y que 7.000 de los perceptores ni siquiera vivían en España.

Los inmigrantes con dos años de residencia en Cataluña podrán obtener la renta garantizada de ciudadanía, valorada en 1.200 euros, según el compromiso que ha firmado la Generalitat con los promotores de la iniciativa legislativa popular que quiere impulsarla, según informó Intereconomía.

Unas 60.000 personas podrían beneficiarse de la nueva Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC), de 564 euros mensuales, que el Govern y la comisión promotora de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) acordaron, y que se previa implementar en septiembre pasado. Entre ellos los inmigrantes que lleven más de dos años en Cataluña.

La ayuda se establece en 955 euros al mes por familia y 664 a nivel individual. En el caso de tener hijos, se suman 75 euros por cada uno, con un máximo de tres. La ayuda podrá llegar a ser de 1.200 euros al mes por familia, cuando llegue a desplegarse en su totalidad en el año 2020.

Pero también encontramos una situación similar en Valencia, que modificó en 2016 su modelo de ayudas para extranjeros y garantiza una “paga básica”, supuestamente para ayudar a su integración que asciende a 532 euros por cada mayor de edad. Si además tienen hijos a su cargo, esa ayuda aumenta hasta 775 euros, independientemente de que los niños hayan nacido en España.

Cada vez son más las evidencias de que una buena parte de las ayudas que dan las administraciones públicas españolas acaban en manos de población inmigrante -regularizada o en situación irregular- que disfrutan de ayudas para las que no han cotizado y que se lucran de un estado del bienestar que vive una situación más que dramática ante la falta de cotizantes.

Las pensiones no contributivas concedidas a extranjeros que no han cotizado en España suman mil millones de euros al año y la perciben más de cien mil personas distribuidas por todo el territorio nacional.

Si seguimos con el análisis por comunidades autónomas, en el País Vasco existe una ayuda denominada Renta de Garantía de Ingresos que otorga el Servicio Vasco de Empleo y que concede entre 682 y 1.047 euros a inmigrantes que lleven un mínimo de 3 años empadronados en cualquier municipio de esa comunidad autónoma. Esta ayuda puede completarse con otros 250 euros de ayuda para el alquiler.

También en Andalucía, donde el paro alcanza niveles dramáticos por encima del 30%, existe una Renta de Garantía de Ingresos que recibe el nombre de Ingreso Mínimo de Solidaridad y que oscila entre los 406 y los 655 euros al mes.

Por otro lado, se encuentran las ayudas a la natalidad encubierta que todas las comunidades autónomas dan a los inmigrantes que tienen sus hijos en España. Una ayuda que hace años que desapareció para las familias españolas otorga entre 100 y 300 euros al mes por cada hijo de extranjero no comunitario que nace en España. La explicación es la de evitar que caigan en la exclusión social. En España hay casi medio millón de menores de 16 años que reciben estas ayudas.

Otra de las medidas contra la exclusión social y para evitar el fracaso escolar entre los menores inmigrantes es el pago a sus padres de una cantidad de dinero para que permanezcan escolarizados hasta los 16 años. De esta manera, además de la educación gratuita en el sistema público de enseñanza, reciben un complemento por asistencia al colegio. Y ni que decir tiene que la población extranjera acapara las ayudas para libros y comedor escolar que otorgan las comunidades autónomas que oscilan entre los 50 y 100 euros al mes. El 28,7% del total nacional recae en familias que no son españolas y que suponen poco más del 10% del total de la población.

En la mayoría de los casos no son excluyentes y pueden optar a varias de ellas. De esta manera, entre Rentas de Garantía de Ingresos, ayudas escolares, ayudas a la natalidad, becas de libros y comedor…. Los extranjeros en España reciben ayudas que les permiten vivir sin necesidad de trabajar y sin tener que cotizar.

Pero no acaban aquí sus privilegios. Existen convenios del Estado español con países como Marruecos que permiten que las prestaciones por desempleo se cobren en sus países de origen, sin necesidad de estar apuntados a la demanda activa de empleo, imprescindible para los españoles que necesitan cobrar el paro y que les obliga a no moverse de su municipio de residencia mientras estén en esta situación.

CONCLUSIONES

Es una vergüenza para todos los españoles y específicamente para los encargados de la Gestión de Personal de Defensa que afirma que no hay dinero para equiparar a nuestros soldados, que se juegan la vida todos los días, y sí lo hay para sisar miles de millones a las arcas del Estado, 90.000 según la EUROCAMARA, o dárselo en cantidades mucho mayores que los sueldos de las clases de tropa a los inmigrantes que no cotizan. Y no es que se esté en contra o a favor de las ayudas a los inmigrantes sino que es una cuestión de justicia social y de respeto a la dignidad de nuestros soldados, que son los encargados de defender España.

Teniente coronel de Infantería y doctor por la Universidad de Salamanca

Compartelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • email

Impactos: 59

Artículos relacionados

Enlace permanente a este artículo: https://www.defensa-nacional.com/blog/2019/02/ejercito-profesional/teniente-coronel-area-sacristan-es-una-verguenza-que-se-destine-mas-dinero-a-los-inmigrantes-que-no-cotizan-que-a-los-sueldos-de-la-clase-de-tropa/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.