«Las cuotas sexistas no se pueden mantener en las Fuerzas Armadas porque nunca han existido»

AR.- ¿Debe el español participar en las operaciones de rescate de ilegales o exigir la impermeabilización de nuestros pasos fronterizos? ¿Deben nuestros soldados garantizar nuestra seguridad colectiva impidiendo el paso de ilegales a territorio español? ¿Deben participar nuestras unidades militares en los desfiles procesionales de Semana Santa? Planteamos estas y otras cuestiones a Enrique Área Sacristán, teniente coronel de Infantería, doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Salamanca, autor de varias publicaciones sobre el papel de las Fuerzas Armadas, profesor multidisciplinar en la Escuela de Guerra del Ejército de Tierra y jefe del Negociado de Propiedades en Dirección de Acuartelamientos. Con prudencia jesuítica y un aluvión de datos, agradecemos al alto mando que no rehusara profundizar en asuntos sociológicos sobre los que tantos otros uniformados pasan de puntilla.

– Donde algunos vemos una invasión masiva e intolerable de inmigrantes ilegales, ¿usted qué ve?

Hay que analizar bien el problema para no caer en informaciones falsas. Durante la última década el origen de los inmigrantes se ha diversificado. En enero de 2000, los inmigrantes provenientes de la UE-15 constituían el 41% del total de residentes no nacidos en España. En enero de 2011, su porcentaje suponía menos del 20%. Al mismo tiempo, el mayor aumento lo registraban los inmigrantes de países europeos no incluidos en la categoría UE-15, especialmente aquellos provenientes del este europeo que son países que ahora se encuentran dentro de la UE-27.

El número de inmigrantes europeos de países fuera de la UE-15 entre 1998 y 2011, y su peso porcentual en el total de la inmigración pasó de 6,6% a 21%. Considerando los países de origen de la inmigración, a finales del s. XX cinco nacionalidades dominantes eran marroquíes (unos 200.000), franceses (150 000), alemanes (120.000), británicos (90.000) y argentinos (60.000). En 2011 esta lista era: rumanos (809 409), marroquíes (766 187), ecuatorianos (478 894), británicos (392 577) y colombianos (372 541).

En 2011 se registra la entrada de 450.000 nuevos inmigrantes extranjeros según los datos de INE.

La aparente disminución del número de ciudadanos de origen extracomunitario en España también se debe también al número de nacionalizaciones realizadas en 2011, los cuales desaparecen de las tablas de extranjeros del INE y a otros factores como las nacionalizaciones en origen acorde con la ley de la memoria histórica, unas 300 000 en Latinoamérica.

La inmigración en España es muy variada y está dominada por la procedente de áreas culturalmente cercanas. En España, la mayoría de los inmigrantes provienen de Iberoamérica (el 36% del total de extranjeros afincados en España, según el censo INE 2006); les siguen después los procedentes de la Unión Europea (34%) y del norte de África (14%). A gran distancia se encuentran los extranjeros provenientes de la Europa no comunitaria (4,40%), el África subsahariana (4,12%), el Extremo Oriente (2,72%), el Subcontinente indio (1,67%), América del Norte (0,66%) y Filipinas (0,48%). Del resto de Asia y de Oceanía sólo son originarios el 0,50% restante, mientras que están registrados un 0,02% de apátridas.

Por nacionalidades, las más presentes son la marroquí (que ha experimentado un retroceso en los últimos años debido a la concesión de nacionalidad española a decenas de miles de ciudadanos marroquíes), la rumana, la británica, la italiana y la ecuatoriana.

Como se desprende de estos datos, el problema de la inmigración en España no tiene nada que ver con el problema migratorio que tiene Italia y otros países de la UE, ni en el tiempo, donde las migraciones hacia España han sido más equilibradas, menos puntuales como ocurre en Italia que se ha encontrado con este problema de “sopetón”, ni desde el punto de vista intercultural porque la mayoría de la inmigración corresponde a Países de antiguas colonias y de la Unión Europea. Por tanto, no veo ninguna invasión sino un flujo migratorio que no debe causar ningún de los problemas que está causando al resto de los europeos.

– ¿Debe el Ejército participar en el rescate de ilegales o exigir el blindaje fronterizo que garantice la seguridad colectiva?

El Ejército debe obedecer las órdenes del Gobierno siempre que sean legales y no tiene ni está en disposición de exigir a éste nada. Obedece y cumple, que es lo que se hace en todas las naciones occidentales.

– Militares españoles participan en labores de rescate de ilegales en aguas del Mediterráneo. ¿No cree que la tarea de estos militares debería ser impedir la entrada de ilegales y no al revés?

La Marina española respeta los principios del Derecho Internacional y tiene la obligación de socorrer a cualquier naufrago que se encuentre allá donde naveguen sus buques. La repatriación de esas personas naufragas no es cuestión de los militares sino de otras Instituciones que se encuentran subordinadas también al Gobierno de la Nación.

La noción de «náufragos», personas que se encuentran en situación de peligro en la mar como consecuencia de un naufragio u otro accidente marítimo, cobra especial relevancia en tiempos de guerra o conflicto armado como consecuencia de su condición de personas protegidas por las normas del Derecho Internacional humanitario, más fácil la labor y más fructífera y agradable, si cabe, en tiempos de paz donde no hay náufragos del otro contendiente sino que es una labor estrictamente humanitaria.

La Marina, por tanto, cumple con su deber.

– ¿Debe mantenerse la obediencia debida a un gobierno que el pueblo no ha elegido y a las órdenes de globalistas como Soros?

El pueblo ha elegido al Parlamento y es función de éste aprobar el nombramiento del candidato y de Su Majestar el Rey ratificarlo. Si el actual Gobierno de la Nación ha salido nombrado por el Parlamento por medios estrictamente legales, es por consiguiente por voluntad popular.

– La situación española es, para muchos, incluido yo mismo, extremadamente grave. Un partido con algo más de 100 diputados se hace con el poder con el apoyo de la ultraizquierda y los separatistas. En menos de un mes han llegado a España cinco mil ilegales, se anuncia la excarcelación de presos de ETA y el acercamiento de los presos golpistas catalanes a cárceles de esa comunidad, mientras el Gobierno de la Generalidad sigue lanzando órdagos al Estado con absoluta impunidad. ¿Consideraría usted esta situación cuando menos inquietante?

Es inquietante en el sentido que ya sabemos por donde van a ir las soluciones que va a aplicar el ejecutivo; existe una norma en política que es dar un margen de 100 días para calificar la labor de los presidentes entrantes. Después de un año de gobierno socio-comunista y las declaraciones de sus socios los separatistas podemos decir que España va camino de ser un Estado fallido.

– ¿Qué opina de la exhumación de los restos del general Franco?

Creo que a los muertos de ambos bandos de una guerra que va a hacer un siglo que ocurrió debe dejárseles descansar y recordarlos con todos los honores porque murieron por España. Todos.

– De haber sabido hace 30 años el tipo de sociedad que nos encontraríamos en 2018, ¿se habría decantado por el oficio militar?

Sin ninguna duda. La institución y mis extraordinarios compañeros de Armas me han hecho que la vida profesional haya sido muy satisfactoria. Volvería a servir a España en la profesión de las armas.

– Sostiene la ministra de Defensa que un 13 por ciento de mujeres en el Ejército es un porcentaje bajo. ¿Comparte la opinión de Margarita Robles? O dicho de otra forma, ¿deben mantenerse las cuotas sexistas en nuestras Fuerzas Armadas?

Imagen de Archivo del Ejército de Tierra (LaSexta)

Imagen de Archivo del Ejército de Tierra (LaSexta)

Es un dato objetivo como otro cualquiera de un estudio estadístico que es incontestable e incuestionable. Las cuotas sexistas no se pueden mantener en las Fuerzas Armadas porque nunca han existido. Las mujeres y los hombres ingresan por oposición superando unas pruebas específicas para cada colectivo que ya prima a las mujeres. Si no hay más mujeres en el Ejército es porque no hay vocaciones y, ésta, significa sacrificio y preparación.

– La ministra de Defensa también ha cuestionado la presencia del Ejército en los desfiles procesionales de Semana Santa y anunciado que las banderas dejarán de estar a media asta esos días. ¿Qué opina?

Hay que esperar pero creo que en España hay problemas lo suficientemente graves como para dedicarse a polemizar sobre cosas que, sí, tienen su importancia, pero están muy a la cola de los auténticos problemas.

– Con la mano en el corazón, mi teniente coronel, ¿es usted optimista sobre el futuro de España?

Veo sombras y luces, pero intento abstraerme de aquellos que siempre ven la botella medio vacía. Confío en el pueblo español

– Usted es de los pocos militares que se han pronunciado sobre la situación española. ¿Cómo es su vida ahora que ha pasado a retiro voluntario?

Exactamente igual que lo ha sido hasta ahora. Tengo varios proyectos y en todos ellos prima el servicio a España como lo fundamental. Se puede hacer Patria en cualquier lugar, situación y trabajo.

Enrique Area Sacristán.

Teniente Coronel de Infantería.

Doctor por la Universidad de Salamanca.

Compartelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • email

Impactos: 184

Artículos relacionados

Enlace permanente a este artículo: https://www.defensa-nacional.com/blog/2020/11/ejercito-profesional/las-cuotas-sexistas-no-se-pueden-mantener-en-las-fuerzas-armadas-porque-nunca-han-existido/

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.