¿Qué pasa con las Reservas Rusas?

El Banco Central de la Federación de Rusia ha asegurado ayer que todo el oro de las reservas de este y divisas de Rusia está depositado en cámaras dentro del país, según señala la agencia rusa Tass.

“Todo el oro de nuestras reservas de oro y divisas está en las bóvedas del Banco de Rusia en el territorio de nuestro país”, señala el Banco Central.

Asimismo, la institución señaló que estas reservas son una herramienta para proteger la economía de las crisis externas y, en situaciones difícil …

Leer más: https://www.europapress.es/economia/finanzas-00340/noticia-banco-rusia-asegura-todo-oro-reservas-rusia-20220325090417.html

Es importante aclarar esto para saber, qué significa esto realmente  y qué alcance tiene ya que, hasta hace dos días, se aseguraba, en los medios de Occidente, que Rusia tenía depositados en Bancos Occidentales 300.000 millones en oro y divisas de sus reservas totales (600.000 millones de dolares) y estaban congelados.

 Las reservas internacionales en divisas son una serie de depósitos, una operación en la que una entidad financiera custodia el dinero de un cliente, es decir, guarda su dinero, para que a cambio remunere según el plazo y cantidad al cliente por tener inmovilizado su dinero, los cuales son controlados por los bancos centrales y las distintas autoridades monetarias. Estos depósitos están compuestos por divisas extranjeras, especialmente euros y dólares.

Las reservas internacionales son depósitos de capital controlados por los bancos centrales y las respectivas autoridades monetarias.

El uso que dan las autoridades a estos depósitos es el apoyo que brindan los mismos al pasivo que desde el punto de vista contable, representa las deudas y obligaciones con las que una empresa financia su actividad y le sirve para pagar su activo; representa todos los bienes y derechos de un Estado u  empresa, adquiridos en el pasado y con los que esperan obtener beneficios futuros. . También se conoce con el nombre de estructura financiera, capital financiero, origen de los recursos y fuente de financiación ajena que integra el balance de cada banco central.

Las reservas internacionales, por este motivo, también funcionan como un indicador económico. Al estar compuesto por una serie de recursos, la reserva sirve para la medición de la capacidad de un país para hacer frente a sus pasivos en moneda extranjera. 

También como indicador económico para el comercio. ya que las reservas indican la disponibilidad que tiene un país en materia de recursos para realizar compras en el extranjero; por esta razón se escoge el dólar y el euro, ya que poseen un mayor valor en el mercado.

¿Cómo se financian las reservas internacionales?

Las reservas que integran dichos depósitos es el resultado que queda tras afrontar el territorio sus obligaciones.

Es decir, el capital que queda tras el pago de las deudas e intereses que posee el país fuera del territorio, así como el pago de las importaciones y las remesas que debe pagar el país a inversores extranjeros, envío de dinero entre dos lugares geográficos distintos, aunque generalmente se suele asumir que esta denominación se refiere a los giros o envíos de dinero que un individuo emigrante efectúa a su país de origen y, más concretamente, a sus familias. En este sentido, cualquier salida de capital al extranjero.

También, tras la entrada del capital y los derechos adquiridos por el territorio. Es decir, el beneficio generado por las exportaciones, el cobro de servicios prestados y los intereses de préstamos y remesas del exterior. En resumen, todo el capital, todos los derechos de cobro, que entran al país.

En este sentido, la diferencia entre los derechos y las obligaciones que mencionábamos anteriormente, quedan depositados en las reservas internacionales, componiendo así el activo que integran dichos depósitos.

¿Para qué sirven las reservas internacionales?

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), estas reservas son los recursos monetarios externos de los que puede disponer de forma inmediata un banco central. Estos quedan bajo la responsabilidad de dicha autoridad monetaria.

En este sentido, el objetivo de contar con estas reservas varía mucho dependiendo de los intereses de cada país. No obstante, el objetivo es contribuir a que el país presente una estabilidad en materia de poder adquisitivo. Así, las reservas internacionales se encargan de compensar la balanza de pagos, con la diferencia entre ingresos y salidas de capital al exterior.

De esta forma, las reservas internacionales también sirven como compensador de desequilibrios macroeconómicos y financieros, independientemente de si son de origen interno o externo. 

El Banco Central es el encargado de su custodia, aunque no necesariamente están físicamente allí. Parte puede estar depositada en algún banco para generar un rendimiento. Lo importante es que los activos que las componen cumplan su función de liquidez, es decir que puedan ser convertidos rápidamente en dinero. La ubicación exacta de las reservas no es pública.

Dicho todo esto, cabe preguntarse si la afirmación rusa se refiere a todas las reservas, 600.000 millones de dólares o a los 300.000 de los que hablaban los representantes de Occidente, hasta hace dos días, que le quedaban de restar los que suponian estaban depositados en Bancos de Occidente. Es necesario saber si Rusia ha “engañado” a los países occidentales con respecto dónde tenía fisicamente sus reservas pues de no estar en occidente, significaría que Rusia estaba ya realizando la planificación de esta operación en Ucrania hace años y con todo previsto.

¿Por qué son importantes las reservas internacionales?

Como fuente de recursos, las reservas internacionales gozan de gran importancia para los respectivos bancos centrales. En esta línea, cuantos más recursos posea el país, mayor será su capacidad para adoptar unas determinadas políticas u otras. Así, las reservas permiten la estabilización económica y financiera del país. Esto se produce por el hecho de que estos recursos respaldan la confianza en la divisa nacional, garantizando un respaldo monetario.

También, las reservas internacionales se encargan de garantizar las importaciones, lo que dota al país de una mayor capacidad para comprar en los mercados internacionales. Por otro lado, se encargan de prevenir los desequilibrios externos, haciendo como contrapeso de las salidas de capital en el país. A la vez que, por otro lado, respalda la confianza de la deuda exterior frente a los inversores.

¿Qué son las reservas brutas y netas?.

Entre los economistas, suele distinguirse entre reservas “brutas” y “netas”.

¿Qué incluyen las brutas exactamente? Es el total de fondos en moneda extranjera, que comprende lo que viene de exportaciones y turismo, pero también de préstamos, swap de monedas -que son acuerdos entre países para intercambiar divisas- y encajes de las cuentas bancarias de privados, entre otros.

Se llama reservas “netas” a “las divisas en billete que el Banco Central tiene con libre disponibilidad”.

“Las reservas netas refieren al stock de reservas sin incluir la parte que surge de pasivos que contrajo el Central, como el swap con China, los préstamos y los encajes. Están acaparando la atención porque son las que marcan la capacidad del Banco Central de responder a eventuales transacciones cambiarias o de garantizar el pago importaciones sin comprometer las reservas que están respaldando sus pasivos (deudas)”

Historia de las reservas internacionales

Con el patrón oro las reservas internacionales eran el sistema mediante el que se acumulaba el oro para el respaldo de la moneda. Con la desaparición de este, tras las reuniones de Bretton Woods, el dólar pasó a ser el nuevo activo convertible, estando este sujeto a un cambio dólar/oro que permitía la convertibilidad.

Esto provocó que muchos países pudieran cambiar oro a dólares, permitiendo una acumulación que, a priori en oro, pasó a basarse en dólares. Una acumulación que nace tras esa capacidad de conversión, la cual dotaba al dólar de un respaldo que, anteriormente, solo tenía el oro.

En este sentido, con el paso del tiempo y tras la devaluación de la divisa norteamericana tras la guerra de Vietnam, el dólar dejó de ser convertible. Sin embargo, pese a perder credibilidad, el dólar siempre ha sido una moneda estable. Esto permitió el uso de esta, como moneda fiduciaria, hasta la crisis de 2008. Tras la crisis, el refuerzo del euro y la estabilidad del oro han provocado un desplazamiento en el dólar como divisa de reserva.

Todo apunta a que Rusia ha estado pensando y planificando estas operaciones militares hace varios años, quizás diez años, teniendo previsto todas las posibilidades de posibles sanciones internacionales y preparándose para afrontarlas. Militarmente hablando, las “maniobras militares” denominadas “Zapac” y “Vostok” serian la preparación de la invasión de Ucrania por parte de los Ejercitos rusos, puestos a punto durante la última década.

Compartelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • email

Enlace permanente a este artículo: https://www.defensa-nacional.com/blog/?p=12753

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.