Rusia solo aceptará pagos en rublos por el gas que vende a Europa.

La decisión de Rusia de obligar a los “países hostiles” a pagar su gas solo en rublos podría contribuir a “des dolarizar” el mercado de los hidrocarburos, pero su aplicación es incierta, según el especialista en energía Nicolas Mazzucchi, investigador de la Fundación para la Investigación Estratégica (FRS), un grupo de reflexión francés. (https://www.huffingtonpost.es)

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha dicho este miércoles que el país rechazará el pago del gas ruso en divisas, incluido el dólar y euro, y que cobrará los suministros a los países “hostiles”, entre ellos los de la Unión Europea, solo en rublos.

“He decidido implementar lo antes posible una serie de medidas para transferir los pagos por nuestro gas natural por parte de los llamados países hostiles a rublos”, ha señalado en una reunión con miembros del Gobierno ruso. “No tiene sentido suministrar nuestros productos a la UE y a Estados Unidos y cobrar en dólares y euros”, ha dicho Putin.

“Pido al Gobierno que dé las instrucciones apropiadas a Gazprom para enmendar los contratos existentes. Al mismo tiempo, todos los consumidores extranjeros deben tener la oportunidad de efectuar las operaciones necesarias”, ha añadido.

El Gobierno ruso adoptó el pasado día 8 una lista de países y territorios hostiles, que incluye a EE. UU. y Canadá, todos los países miembros de la UE, el Reino Unido, Ucrania, Montenegro, Suiza, Albania, Andorra, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino, Macedonia del Norte, Japón, Corea del Sur, Australia, Micronesia, Nueva Zelanda, Singapur y Taiwan.

En opinión de Putin, Occidente, por la decisión de congelar los activos rusos -la reserva en divisas del Banco Central por ejemplo-, en realidad declaró una suspensión de pagos ante Moscú y pone fin a la fiabilidad de sus divisas.

“Durante las últimas semanas, como saben, varios países occidentales han tomado decisiones ilegítimas sobre la congelación de activos rusos, y este Occidente colectivo en realidad ha trazado una línea bajo la confiabilidad de sus monedas (…)”, ha sostenido.

El jefe de Estado afirmó que tanto “Estados Unidos como la Unión Europea han declarado, en principio, un incumplimiento real de sus obligaciones con Rusia”. “Y ahora todos en el mundo saben que las obligaciones en dólares y euros pueden no cumplirse”, ha resumido.

Por una parte, la decisión podría equivaler a un incumplimiento de contrato, como señalaron el miércoles varios analistas y el gobierno alemán. Y por otra, hay interrogantes sobre cómo fijar el precio y sobre la elección de los bancos intermediarios. Pero estos problemas que en principio se pueden dar, no creo que afecte negativamente a Rusia que verá cómo Occidente se lanza a comprar rublos a su Banco Central.

No parece sorprendente la decisión de Vladimir Putin de prohibir a los europeos pagar los hidrocarburos en dólares o euros; son las contrasanciones rusas que se podían esperar. Hay que recordar que cuando en 2014 hubo una tanda de sanciones contra Rusia, ésta impuso contrasanciones, sobre todo en la importación de productos agrícolas procesados europeos. Así que, de alguna manera, Rusia está poniendo en marcha sus contrasanciones y golpeando donde más duele.

Si estas contrasanciones funcionan, tendrán dos efectos: subirá artificialmente el rublo, ya que creará demanda para esa moneda, afectada por la decisión rusa de iniciar esta guerra en Ucrania. El segundo efecto interesante [para Rusia] es que desde el momento en que hay “desdolarización”, de alguna manera se evitan todas o parte de las sanciones estadounidenses que podrían recaer sobre el uso del dólar, porque gran parte de la extraterritorialidad de la legislación estadounidense se basa en el dólar. Al “desdolarizar”, se intenta eliminar la capacidad de presión estadounidense.

En el caso de Irán, la capacidad de Estados Unidos para impedir que Irán comerciara fue diciendo “le prohibimos comerciar en dólares”. Y como de momento, en el mundo del petróleo y el gas, todo se hace en dólares, al decir “ahora ya no son dólares, no son euros”, Moscú puede potencialmente esperar sortear ciertas sanciones.

Esta decisión afecta a todas las empresas que compran hidrocarburos directamente a Rusia (…) Cuando Rusia quiera establecer un sistema basado en el uso del rublo, la cuestión será cómo transformar esa cantidad en dólares en una cantidad en rublos ¿Qué valor de referencia utilizaremos? (…) Habrá que ver cómo se implementa ¿Cuál será la aplicación real, será necesario pasar por determinados bancos? Si es así, se trata de bancos que ya no tienen necesariamente la capacidad de estar activos en territorio europeo ¿Habrá que pasar por terceros países? Habrá que ver caso por caso. Cada actor, si quiere seguir comerciando con hidrocarburos con Rusia, establecerá su propia estrategia y su propio circuito, no habrá necesariamente un modelo único.

Inmediatamente después del anuncio, el rublo se fortaleció frente a los dólares estadounidenses y el euro.

El precio del gas natural TTF para entrega en abril en el mercado holandés subió a 118,75 euros el MWh durante el discurso de Putin.

Los países de la Unión Económica Euroasiática (UEE), bloque económico regional liderado por Rusia, anunciaron sus planes de renunciar al dólar como moneda de pago en favor de las divisas nacionales como el rublo ruso.

Tener que comprar enormes cantidades de una divisa que controla tu enemigo declarado es cualquier cosa menos gracioso. Aunque a muchos les cueste aceptarlo la decisión de intervenir en Ucrania no se tomó un sábado por la mañana después de una noche de parranda.

Recuerdo el artículo de hace dos semanas publicado en este blog.

Compartelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • email

Enlace permanente a este artículo: https://www.defensa-nacional.com/blog/?p=12667

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.